Escucho el silencio del tiempo que pasa _ escuto agora o silêncio, me quedo con él y en él, entro en las letras y en los números _ atravesso letras e números, embalo e calo _ las callo y los cuento, busco el prodígio de la relación constante _ afloro o prodígio da relação constante, a assombrosa claridade do silêncio, o encontro transparente da verdade _ el asombro cintilante de la vida ____ SOY pi & phi _

29/1/15

~





as casas dos meninos são transparentes

habitadas por olhos de peixes obliquados
que se movem bem no fundo do mar morto 
parado mar sonso insondável

ali abrem os peixes as asas e as janelas

abrem e fecham a boca de quem passa
e vão rodando e vão mostrando as guelras 
como bolas de sabão da cor da graça.


~
composição gráfica de Ignacio Iturria.

28/1/15










(creio que os olhos deste rapaz ainda olham por aí, algures, 
não-sim?)



~
















Muero todos los días en las palabras que escribo,
en todas aquellas voces que me nacen de las manos,
en tantas y tantas frases con las que me siento vivo
y mueren ellas conmigo sin saber a dónde vamos.


Muero por la mañana, cuando amanezco sin ecos
y nada me da la vida no siendo la respiración,
y muero en la tarde perdida, cuando no hallo los huecos
donde esconder lo que escribo, donde poner la razón.


Muero porque fin y final están entre mis palabras,
vengan de donde vengan, de dentro o del más allá
y  viven ellas en mí, naciendo con sus abracadabras
y vivo muriendo escribiendo palabras que nadie me da.



27/1/15










A veces hay lluvia lloviéndome adentro,
como si mi alma fuera un campo marrón
y en esos momentos me llueve en el centro,
porque yo no lo siento en mi corazón.


Y todo regresa al mar de la calma,
se inunda mi adentro y vuelvo a ser barro
y ahí mi costilla regresa a mi costado
y renace de ti, como de Dios, mi alma.



Sweetness



 



~

El amor es una cosa y la palabra amor es otra cosa, y sólo el alma sabe dónde las dos se encuentran. 
Juan Gelman






~

25/1/15
















a estrutura soletrava



soletrava e soluçava a estrutura oval metalizada
a rapariga caminhava perdida de Torres Vedras para trás

e todas as circunferências eram como algas
a periféricos golpes
estranguladas

havia alguma coisa de estátua e de Circe na longa alvorada 
do cair da tarde da raiz-da-tarde-espiral-calada.




~

24/1/15






Llegaremos los dos a un mismo tiempo,
tu y yo citados en un mismo lugar,
llegaremos allí los dos sonriendo,
y uno al otro nos veremos llegar.

Llegaremos los dos a un mismo tiempo,
a un espacio simultáneo de la vida,
donde el alma se abraza con el cuerpo,
en el tiempo donde el tiempo se olvida.

Hoy que a Enero el tiempo y yo llegamos,
yo me encuentro sin principio ni final,
mientras busco la vida entre mis manos.

Pero yo siento que el tiempo me da igual,
que podremos aguardar lo que esperamos:
Nuestro tiempo sin tiempo, como el mar.

















23/1/15

~



Pablo Neruda
















Soneto XLI

Desdichas del mes de Enero cuando el indiferente
mediodía establece su ecuación en el cielo,
un oro duro como el vino de una copa colmada
llena la tierra hasta sus límites azules.
Desdichas de este tiempo parecidas a uvas
pequeñas que agruparon verde amargo,
confusas, escondidas lágrimas de los días
hasta que la intemperie publicó sus racimos.
Sí, gérmenes, dolores, todo lo que palpita
aterrado, a la luz crepitante de Enero,
madurará, arderá como ardieron los frutos.
Divididos serán los pesares: el alma
dará un golpe de viento, y la morada
quedará limpia con el pan fresco en la mesa.






~




o menino corria como se voasse 
lu ali parada
aconchegou-se nas asas do menino

a escutar florindo
de vermelho 
o prado




~

22/1/15




Mi lu


mi lubidulia 
mi golocidalove 
mi lu tan luz tan tu que me enlucielabisma 
y descentratelura 
y venusafrodea 
y me nirvana el suyo la crucis los desalmes 
con sus melimeleos 
sus erpsiquisedas sus decúbitos lianas y dermiferios limbos y gormullos 
mi lu 
mi luar 
mi mito 
demonoave dea rosa 
mi pez hada 
mi luvisita nimia 
mi lubísnea 
mi lu más lar 
más lampo 
mi pulpa lu de vértigo de galaxias de semen de misterio 
mi lubella lusola 
mi total lu plevida 
mi toda lu 
lumía.


Oliverio Girondo












21/1/15









El gigante de ojos azules



Un gigante de ojos azules
amaba a una mujer pequeña
que su sueño era una casita
pequeña, como para ella,
que tuviera en el frente un jardín,
un jardín con madreselvas.

El gigante de ojos azules
amaba esa mujer pequeña
que muy pronto ya se ha cansado
de tan desmesurada empresa
que no terminaba en jardines,
jardines con madreselvas.

Adiós, ojos azules, dijo,
y con gracia dio voltereta;
del brazo de un enano rico
entró en la casita pequeña
que tenía en el frente un jardín,
un jardín con madreselvas.

El gigante comprende ahora
que amores de tanta grandeza
no caben, ni siquiera muertos,
en esas casas de muñecas
que en el frente tienen jardines,
jardines con madreselvas.

Hikmet Nazim 







20/1/15




Teus olhos uns lagos
sem vento
a que dedico o silêncio
da tua ausência
quando estás sorrindo
para além de mim.
Havias de prever para este corpo
uma derrota menos suave, estavas
falando de coisas
estranhas, a que horas
fechavam as lojas, qual a face
assomando à janela.
De súbito
um turbilhão de sons confusos
vinha tornar claro o teu rosto,
fomos,
eu perguntava se era urgente
o corpo.
Vinha o vento e finalmente
adormecias. Já não posso contar
de uma razão para te
esquecer. A paz
voltou a teu olhar, eu
fui no sonho que tiveste

teus olhos
refazem-se da maré que um dia 

o vento trouxe aos teus dias.



Hélder Moura Pereira 
Entre o deserto e a vertigem, Ed Centelha





~

19/1/15




o homem
tinha rosto agudo de espião e 

somente olhava
apaziguado




sabia que esqueceria por um tempo 
essa cruz de ferro a que chamara
cidade







~

16/1/15



também
espero aqui 

sentada -
há previsões de que possa 
chegar


estranhamente 


encontro-nos
ainda

nos signos que me vestem 
como trigais 
infinitos -

verde-ser
verde-sim

verde-mar


~

12/1/15




            Niños de Moguer celebrando el Premio Nobel de Literatura otorgado a Juan Ramón Jimenez en 1956, delante de la casa del poeta.  (EFE/Rowall)


Cuando yo era el niño Dios, era Moguer, este pueblo,
una blanca maravilla; la luz con el tiempo dentro.
Cada casa era palacio y catedral cada templo;
estaba todo en su sitio, lo de la tierra y el cielo;
y por esas viñas verdes saltaba yo con mi perro,
alegres como las nubes, como los vientos, ligeros,
creyendo que el horizonte era la raya del término.

Recuerdo luego que un día en que volví yo a mi pueblo
después del primer faltar, me pareció un cementerio.
Las casas no eran palacios ni catedrales los templos,
y en todas partes reinaban la soledad y el silencio.
Yo me sentía muy chico, hormiguito de desierto,
con Concha la Mandadera, toda de negro con negro,
que, bajo el tórrido sol y por la calle de En medio,
iba tirando doblada del niño Dios y su perro:
el niño todo metido en hondo ensimismamiento,
el perro considerándolo con aprobación y esmero.

¡Qué tiempo el tiempo! ¿Se fue con el niño Dios huyendo?
¡Y quién pudiera ser siempre lo que fue con lo primero!
¡Quién pudiera no caer, no, no, no caer de viejo;
ser de nuevo el alba pura, vivir con el tiempo entero,
morir siendo el niño Dios en mi Moguer, este pueblo!


Juan Ramón Jiménez


11/1/15




By Phi


El lagarto está llorando.
La lagarta está llorando.
El lagarto y la lagarta
con delantalitos blancos. 
Han perdido sin querer
su anillo de desposados. 
¡Ay, su anillito de plomo,
ay, su anillito plomado!
Un cielo grande y sin gente
monta en su globo a los pájaros. 
El sol, capitán redondo,
lleva un chaleco de raso. 
¡Miradlos qué viejos son!
¡Qué viejos son los lagartos! 
¡Ay cómo lloran y lloran, ¡ay!,
 ¡ ay!, cómo están llorando!

Federico García Lorca


2/1/15




El mundo al revés,
por la parte de atrás,
volcado,
el mar descendiendo sobre mis ojos,
la tierra devolviendo a los muertos
y la leche materna matando.
La vida,
insensible,
insensata
y eternamente viva en su constante voluntad.
En la noche oscura de mi alma
tu brillo iluminará mi muerte,
esta verdad que quisiera no engendrar
y quemarme en una llama de amor.







En una noche escura,
con ansias en amores inflamada,
¡oh dichosa ventura!,
salí sin ser notada,
estando ya mi casa sosegada.
A escuras y segura
por la secreta escala, disfrazada,
¡oh dichosa ventura!,
a escuras y en celada,
estando ya mi casa sosegada.
En la noche dichosa,
en secreto, que nadie me veía
ni yo miraba cosa,
sin otra luz y guía
sino la que en el corazón ardía.
Aquesta me guiaba
más cierto que la luz del mediodía,
adonde me esperaba
quien yo bien me sabía,
en parte donde nadie parecía.

SAN JUAN DE LA CRUZ



¡Oh noche, que guiaste;
oh noche amable más que el alborada;
oh noche que juntaste
Amado con amada,
amada, con el Amado transformada!
En mi pecho florido,
que entero para él solo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba
y el ventalle de cedros aire daba.
El aire del almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería
y todos mis sentidos suspendía.
Quedéme y olvidéme,
el rostro recliné sobre el Amado;
cesó todo y dejéme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado.





Archivo del blog

DMCA.com